Mi exfoliante corporal favorito

8:00 Marialu 5 Comments

El día de mi último cumpleaños Miermana tuvo el acierto de regalarme, entre otras cosas, uno de sus productos de belleza favoritos: el exfoliante corporal Apiarium de mandarina y albahaca.


Su fórmula es perfecta para mimar, renovar y revitalizar nuestra piel. Contiene un montón de elementos naturales, como sal del Mar Muerto, jalea real o miel, ideales para cuidarnos de manera rápida pero efectiva. Además está enriquecido con aceites nutritivos y calmantes.


La mejor forma para aplicarlo es con la piel ligeramente húmeda, masajeando el cuerpo con las manos durante 5-10 minutos y aclarándolo después. Se puede usar una o dos veces por semana, dependiendo de tu tipo de piel.


Desde que lo utilizo mi piel está más suave e hidratada, asimismo sus notas de mandarina y albahaca perfuman mi cuerpo intensamente con un aroma delicioso y muy relajante.
Si quieres tener al menos un momento especial a la semana te lo recomiendo, yo estoy encantada con mi nuevo exfoliante, de hecho ha pasado a ser uno de mis productos de belleza imprescindibles.




Esto es todo por hoy, espero que te haya gustado el post y que me cuentes si buscas momentos de relax para ti y cómo lo consigues.


5 comentarios:

  1. Me flipa el packaging, a mi ya me ganó por ahí! Así que me lo apunto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te lo recomiendo muchísimo, sobre todo si te gustan los aroms cítricos

      Eliminar
  2. me flipan los exfoliantes como concepto, la combinación de olores de este parece buena... ya vi que tuermana ha pillado más productos, así que debe ser una pasada! x)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Huele que te mueres, yo también probaré más productos de la firma

      Eliminar
  3. Mmm... este exfoliante ya me llamó la antención en los stories de Esther pero tú ahora lo has descrito y no tiene escapatoria. Falta poquito para acabar mi exfoliante de pepitas de uva, en cuanto pase por Segovia me agencio éste.

    ResponderEliminar

Cuéntame lo que te pasa por la cabeza...