El ladrillo de LEGO cumple 60 años

8:00 Marialu 6 Comments

El 28 de enero de 2018 el icónico ladrillo de LEGO cumple 60 años, esto implica que llevamos 6 décadas construyendo aquello que está en nuestra imaginación gracias a esta empresa danesa.


El fundador de LEGO lanzó los primeros bricks en 1949 y venían en cinco colores: blanco, rojo, amarillo, azul y verde. Pero los ladrillos originales tenían una capacidad de agarre limitada y se desarmaban fácilmente al intentar moverlos o al inclinarlos, así que se perfeccionó el diseño hasta conseguir el actual bloque de lego, en 1958.


En casa adoramos LEGO porque fomenta la creatividad, la imaginación y apuesta por la calidad. Un sencillo bloque de plástico con infinitas posibilidades, que gusta tanto a niños como a adultos.


Sobre estas líneas podéis ver una de las primeras estaciones de bomberos de esta firma que no ha parado de evolucionar con el paso de los años, pero sin perder la esencia, llegando a la imagen de abajo:


De hecho, según Julia Goldin (jefa de marketing  de Grupo LEGO) “El juego LEGO está potenciado por la imaginación y la curiosidad, y el brick LEGO es un pilar fundamental para esto: unir y separar los bricks una y otra vez, con la imaginación como el único límite. Esto ayuda a que las mentes jóvenes permanezcan abiertas, sigan explorando y desarrollando habilidades imprescindibles para el siglo XXI, como la creatividad, la colaboración y la resolución de problemas”.



Y esto es todo por hoy, sólo quería dejar mi pequeño homenaje a esta marca de juguetes que tanto me gusta ¡por muchos años más!




6 comentarios:

  1. Lego es genial y sin duda entretiene a los niños de maravilla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A los niños y a los no tan niños ^^

      Eliminar
  2. Que lindo! si los habré usado en mi infancia! son un clásico!

    ResponderEliminar
  3. ¡Feliz cumpleaños, LEGO brick!

    El anuncio que has puesto me encanta ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeej, a mi también me encanta

      Eliminar

Cuéntame lo que te pasa por la cabeza...