Las pequeñas virtudes de Natalia Ginzburg

8:00 Marialu 6 Comments

Este pequeño libro es una recopilación de 10 ensayos que la escritora italiana Natalia Ginzburg publicó en diferentes medios, desde el otoño de 1944 hasta la primavera de 1961. En ellos reflexiona sobre la vida, la guerra o el papel de la mujer en el mundo con un estilo directo y conciso.


El relato que da título al libro es el que más me ha impresionado porque, a pesar de estar escrito en 1960, es increíblemente actual. Nos cuenta su visión sobre la educación de los niños y coincidimos en la mayoría de los puntos que expone, pues sostiene que nuestros hijos no nos pertenecen, como ya afirmé en un post hace apenas un año.


Además nos previene sobre los premios y castigos: "Con frecuencia, los sacrificios no tienen ningún premio, y a menudo, las malas acciones no son castigadas, al contrario, a veces son espléndidamente recompensadas con éxito y dinero. Por eso es mejor que nuestros hijos sepan desde la infancia que el bien no recibe recompensa y el mal no recibe castigo, y que, sin embargo, es preciso amar el bien y odiar el mal, y no es posible dar una explicación lógica de esto" (Pag 157).


A pesar de la sencillez de su prosa, la fuerza de sus argumentos me ha impresionado muchísimo y estoy segura de que volveré a este libro a menudo, por eso tengo que agradecerle a Bego la recomendación de "Las pequeñas virtudes" en sus favoritos de Junio.



Esto es todo por hoy, espero que os haya gustado el post y que me contéis si conocéis a la autora y qué os parece.

6 comentarios:

  1. Le tengo ganas pero saber que son artículos me echa para atrás, que yo soy de novelas. He leído un libro de esta autora y voy a repetir con Querido Miguel, en cuanto pueda.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también soy más de novelas, pero de vez en cuando es interesante leer la visión de otras personas acerca de temas que nos afectan a todos.

      Eliminar
  2. Me alegro un montón de que te haya gustado :D
    Es verdad que el libro merece una lectura completa pero es "Las pequeñas virtudes", estratégicamente colocado al final, el que es lectura y relectura obligada y atemporal. Yo hasta se lo pasé a Marcos y también le gustó mucho. Y además es un libro del Acantilado que son unas ediciones que siempre da gusto leer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, aunque sea por leer sólo el último ensayo merece la pena, pero a mi me ha gustado el libro entero.
      Y sí, Acantilado siempre acierta.

      Eliminar
  3. Me lo apunto!! Qué sepas que eres mi fuente principal de mi lista de lecturas pendientes...
    un beso

    www.acurlystyle.blogspot.com

    ResponderEliminar
  4. Me cuesta el ensayo, pero ahí queda en la recámara.

    ResponderEliminar

Cuéntame lo que te pasa por la cabeza...