Nuevo en mi tocador

Aquí vengo de nuevo, que no es poco porque cada vez me cuesta más, de hecho me toca renovación de dominio y me estoy pensando mucho si dejarlo correr, pero eso no creo que os interese, así que voy al grano. Hoy toca repaso de novedades de belleza, algunos productos me los han hecho llegar las firmas y otros me los he comprado.


Para empezar quiero hablaros del agua micelar Pink Mango de Alma Secret, que elimina suavemente el maquillaje gracias a sus micelas naturales. Su fórmula cargada de antioxidantes y vitaminas es perfecta para conseguir una piel más suave y luminosa, así como libre de imperfecciones.


Desde Beter me hicieron llegar un espejito doble, con aumento x10 en uno de sus lados, pinza de depilar integrada y luz LED.


Si lleváis tiempo por aquí ya sabréis que me encanta el aroma a mandarina y albahaca de Apiarium, lo tengo en exfoliante y en aceite corporal. Ahora Singular Olivia nos ha traído su aroma en forma de perfume y no me he podido resistir.


Y hablando de aromas cítricos, que son mis favoritos, he adquirido una manteca corporal de naranja de Bielenda que me está encantando, está enriquecida con vitamina C y es vegana.


Para terminar os dejo con la última crema de día que he incorporado a mi rutina, se trata de una hidratante con extracto de pulpa de pepino y vitamina A, que suaviza y nutre la piel estabilizando la función de glándulas sebáceas.










Y eso es todo por hoy, espero que alguno de los productos os haya parecido interesante y que me contéis que estáis usando vosotras y vosotros, por si me pudiera interesar.

Mis lecturas de los últimos meses

Desde la última vez que escribí una entrada sobre lecturas finalizadas han pasado varios meses, así que se me ha acumulado el trabajo, porque durante el confinamiento leí bastante. A continuación os voy a hablar de todos las historias que me han acompañado:


He decidido empezar por tres álbumes infantiles ilustrados, porque ya os he hablado de dos de ellos por aquí: El escritorio de Emily Dickinson y El barco de Ernest Shackleton. El tercero es Mary, que escribió Frankenstein, una biografía de Mary Shelley para niños escrita por Linda Bailey e ilustrada por la maravillosa Júlia Sardà.


Entre lectura y lectura he alternado cuatro de los libros de Las Crónicas de los Cazalet, escritos por Elizabeth Jane Howard, que narran el día a día de tres generaciones de la familia Cazalet. La saga arranca con Los años ligeros, una de esas novelas en las que parece que no pasa nada, pero que te envuelven y se quedan contigo. No os quiero contar mucho más, prefiero que lleguéis a estos personajes sin ningún prejuicio ni expectativa.


Milkman, de Anna Burns fue una lectura perturbadora que no disfruté lo suficiente, teniendo en cuenta las críticas que había leído.
No importa, de Agota Kristof, es un librito corto que reúne varios relatos de la autora de Claus y Lucas. He de reconocer que ninguno permanecerá en mi memoria a lo largo del tiempo como sí consiguieron los relatos de Roald Dahl, por ejemplo.


Las niñas salvajes de mi amada Ursula K LeGuin, editado por Virus es una pequeña joya que os recomiendo con vehemencia.
Otro libro que no os dejará indiferentes es Ellas hablan de Miriam Toews que, partiendo de un suceso real en una colonia menonita boliviana (en el que varios hombres violaron a numerosas mujeres y niñas, durante años, mientras dormían) ha creado un relato impresionante.


Hace tiempo os hablé de la primera novela Salley Rooney en el blog, ya entonces predije que esta autora daría de qué hablar y no me equivocaba. Su segunda novela es muchísimo mejor. Gente normal narra la relación de dos personas a lo largo de los años, una historia que empieza pareciendo un cliché pero se desarrolla de manera envolvente.
La habitación de Giovanni de James Baldwin trata sobre la negación y la vergüenza. No me gustó.


El verano en que mi madre tuvo los ojos verdes, de Tatiana Tîbuleac es una carta, el recuerdo de un verano del protagonista, en el que siendo un adolescente problemático que odiaba a su madre, tuvo que pasarlo con ella. Una primera novela muy recomendable.


Para terminar os dejo con las dos novelas gráficas que he leído estos días. Para empezar Valerosas 2. Mujeres que sólo hacen lo que ellas quieren, de Pénélope Bagieu que cuenta la vida de 15 mujeres que hicieron historia.
Y Patria, un adaptación de la novela de Fernando Arambur, por Toni Fejzula que me ha enamorado.


Creo que eso es todo, porque lo he escrito de forma desordenada. Pero, como siempre os digo, si queréis una reseña más detallada de alguno de los títulos no dudéis en pedírmelo, que lo haré encantada (no obstante os  he puesto enlaces de reseñas y páginas webs en todos los títulos, por si os interesa).




¡Nos volvemos a leer cuando saque un ratito!

Juntasesmejor

Llevo días desaparecida, lo sé, pero como mujer, dibujante, emprendedora, madre... que soy últimamente no tengo tiempo para nada, supongo que sabéis exactamente a lo que me refiero porque vuestra situación será parecida. El caso es que Crisálida ha vuelto a homenajear a las mujeres que luchamos juntas y hacemos fuerza, un homenaje en forma de camisetas:


Porque, como dice María en su web: "juntas ya hemos conseguido muchas cosas y seguiremos consiguiendo muchas más. Por los grupos de mujeres que ya se unieron para ser imparables [...]. Y por las que nos quedan por descubrir, las sacaremos a todas del olvido."


Las camisetas, en cuatro colores diferentes, tienen un dibujo bordado que representa a un grupo de mujeres unidas en corro. Son de algodón 100% orgánico con certificado GOTS, fabricación ética y producción social y ambientalmente sostenible. 

Todas las imágenes del post de hoy son de Crisálida

Como veis en las imágenes, para la campaña se ha rodeado de mujeres creativas y emprendedoras, entre las que a lo mejor encontráis alguna cara conocida, que se apoyan y se entienden.


Y esto es todo por hoy, espero que os hayan gustado las nuevas camisetas de Crisálida y que me contéis qué os parecen.

Las acuarelas inundan las novedades de Editorial Astronave

Editorial Astronave acaba de lanzar dos álbumes infantiles ilustrados, de lo que parece va a ser una nueva colección de cuentos dedicada a grandes personajes de la historia. Estos dos primeros, están escritos por David Aceituno (conocido por Regálame un beso, Ensueños, Encantadas y La vida de los monstruos, entre otros libros) e ilustrados por Esther Gili y Jotaká respectivamente.


Nada más verlos te das cuenta de que estás ante unos libros-objeto muy especiales, pues sólo la encuadernación es una maravilla. Las cubiertas enteladas están llenas de detalles, las guardas son maravillosas y el interior es un placer visual.


En El escritorio de Emily Dickinson, Aceituno nos narra la vida de la famosa poetisa como de una forma envolvente, como si de un poema se tratase. Las acuarelas de Esther no sólo acompañan al texto, sino que forman parte de él convirtiéndote en algo más que un simple espectador.


El barco de Ernest Shackleton cuenta las aventuras del célebre explorador en sus expediciones polares. Una historia ilustrada por Jotaká con su inconfundible estilo, esta vez utilizando únicamente acuarelas, una técnica en la que se mueve como pez en el agua.

Las fotografías del post son de Esther Gili y Jotaká, que me las han cedido amablemente.

Ojalá a este par de libros les acompañen otros tantos, llenos de objetos especiales que perteneciesen a personas tan interesantes como Emily o Ernest.*


Y esto es todo por hoy, espero que os hayan gustado mis pequeñas reseñas y que me contéis qué os parecen los libros. Yo los recomiendo, por supuesto.