Las sandalias Salt Water

Soy consciente de que hace frío, mucho frío, pero hace dos veranos me surgió una necesidad que aún no he visto satisfecha, así que voy a dejar constancia por aquí que de este año no pasa ¡necesito unas sandalias Salt Water a juego con mi hija y las necesito ya!


Llevan fabricándose desde los años 40 en EEUU y presumen tanto de calidad como de durabilidad. Además, con el tiempo han ido adaptándose a las tendencias sin perder la esencia.



Tienen una gran variedad de diseños y colores por lo que seguro que encontrarás tus favoritas. Además existen dos modelos diferentes:

  • Las Salt Water Original son sandalias planas perfectas para mujeres dinámicas. La parte de arriba es de cuero trenzado y tienen la suela de goma cosida, por lo que se pueden mojar sin problema. 

  • Las Sun-San son las hermanas pequeñas de las anteriores, no tienen costuras y la suela es más gruesa, por lo que son mejores para los peques, pues estarán más cómodos.

Todas las imágenes del post de hoy pertenecen a Salt Water

A mi el diseño de todas estas sandalias me encanta, pero lo de que se puedan mojar es un plus, porque las convierte en el calzado perfecto para el verano. No os preocupéis por el cuero, porque está cubierto de una capa protectora resistente al agua, ni por las hebillas, que no se oxidan.


Eso es todo por hoy, espero que os guste el post, por si os quedáis con la duda las podéis encontrar en Leopótamo, por ejemplo.

La mejor pedagogía, a través del cine de los 80, según Hadley Freeman

Si piensas en el cine de los años 80, y has nacido antes de 1990, seguro que te pones nostálgica y enumeras mentalmente un montón de clásicos imprescindibles con los que creciste, de esos que ahora denominamos placeres culpables porque nos han hecho creer que no tienen la suficiente calidad y, muy en el fondo, nos avergonzamos de decir en público que adoramos ésta o aquella película. Pero  Hadley Freeman (Nueva York 1978) con The time of my life, editado por Blackie Books en España, pone los puntos sobre las íes.


Su portada ya nos avisa que se trata de "un ensayo sobre cómo el cine de los 80 nos enseñó a ser más valientes, más feministas y más humanos". La autora ha utilizado algunas de sus películas como Dirty Dancing, La princesa prometida, Cuando Harry encontró a Sally, Cazafantasmas o Regreso al futuro, entre otras, para apoyar su tesis.


A lo largo de sus páginas comprobarás cómo muchas de aquellas películas tratan temas por los que hoy en día ningún estudio apostaría.

Dirty Dancing, por ejemplo, se realizó desde un punto de vista feminista, y transmite un mensaje claro a favor de la legalidad del aborto, pero casi nadie lo recuerda frente a la cosificación del cuerpo masculino de Patrick Swayze, a los ojos de la protagonista y las espectadoras. ¿Una película ñoña en la que los actores bailan? (Meeeeeeh)


Con Cazafantasmas pudimos ver que la amistad masculina puede ser madura, dejando de lado al ridículo hombre, con síndrome de Peter Pan, de las comedias actuales. En la película de los 80 ellos eran capaces de trabajar juntos y ser buenos amigos, a pesar de dedicarse a atrapar espectros con trajes absurdos.

Regreso al futuro es mucho más que una película de viajes en el tiempo, pues acerca a padres e hijos haciéndoles ver que no son tan diferentes, ya que los primeros un día fueron adolescentes y sobrevivieron.


Os recomiendo este libro si sois unas nostálgicas que queréis recordar algunas de las películas más fascinantes de vuestra infancia bajo la mirada sesgada (sí, sesgada, habla sólo de las que le gustan y de una forma muy subjetiva, pero me encanta) de Hadley Freeman, una periodista neoyorquina, apasionada por el cine de los 80, con un gran sentido del humor.


Esto es todo por hoy, espero que os haya picado la curiosidad, que me contéis si conocíais el libro y si os apetece leerlo.

Los juguetes de madera de ChinPun

Las que soléis pasar por el blog ya sabréis que tengo especial debilidad por los juguetes de madera, me parecen resistentes, sencillos y muy bonitos. Así que hoy os voy a hablar de ChinPun, la firma que combina técnicas tradicionales con la última tecnología para fabricar productos originales y sostenibles para los más pequeños de la casa.


En su tienda encontraréis juguetes y muebles llenos de encanto, cuyo principal material es la madera procedente de bosques gestionados responsablemente.

A mi me gustan especialmente la cámara de haya y nogal, que sirve tanto para que los niños imaginen que son fotógrafos como para decorar la habitación, y las herramientas de carpintería, pero todos sus juguetes son muy especiales.


Otro de sus productos estrella es el gimnasio para bebés, pensado para la estimulación visual, motora y cognitiva de los niños (está recomendado desde su nacimiento hasta los 9 meses aproximadamente).

Todas las imágenes del post de hoy pertenecen a ChinPun


El total de sus productos está trabajado en su taller madrileño, com materiales renovables y procesos respetuosos con el medio ambiente, ya que Ricardo y Teresa, los creadores de la firma, están muy concienciados con la causa.

Esto es todo por hoy, espero que os haya gustado mi último descubrimiento y me contéis qué os parece la tienda.

10 imprescindibles de belleza de Desmadreando

Hoy tengo una invitada especial en el blog, se trata de Mónica, la mujer más Desmadrosa de toda la blogosfera. Creo que la he puesto en un pequeño aprieto, porque le pedí que me hablase de sus imprescindibles de belleza y que compartiese su experiencia con todas vosotras, así que a partir de ahora os dejo con ella.

Todas las imágenes del post de hoy pertenecen a Desmadreando

Me encantaría saber cómo maquillarme y dar grandes consejos pero acepto que soy muy básica. A pesar de haber comenzado desde los catorce años haciendo mis pinitos con el típico lipstick ochentero que le robaba a mi hermana para sentirme “grande”, nunca me atreví a ir más allá de lo básico.

¿Qué es lo imprescindible para mí?
No soy de cremas, confesé en mis 40 manías que me cuesta muchísimo comprar una crema porque la sensación de “tocarla” me da repelús. A pesar de tener dieciocho por dos años, nunca me he puesto crema en mi rutina diaria ¡y no tengo tantas arrugas!
Sin embargo, hace poco descubrí algunos productos que me han solucionado la vida porque me hidratan, me dan color, me protegen y esconden las “arrugitas” ¡y no tengo que tocarlos con las manos porque se aplican con esponja o con algodón!


Treatment Lotion y Nude Finish Tinted Moisturizer SPF 15 de Bobbi Brown
La loción de Bobbi Brown me la pongo con una algodón (así toco lo menos posible) justo antes de maquillarme. Me gusta mucho que es tipo gel y que se absorbe súper rápido. Luego me pongo con una esponjita la crema con tinte de Bobbi Brown. Es muy natural, pues no soporto el maquillaje pesado de “señora”, tiene protector y no es grasoso. ¡Así que voilá! Hidratación, maquillaje y protección.
Sombra de ojos Bobbi Brown
Confieso que mi sobrina de 18 años me enseñó a delinearme los ojos con sombra y un pincel especial y ¡le robé la técnica!
Me gusta tener uno de esos kits que tienen varios colores y que casi no ocupan espacio. Suelo tirar a colores que generen los famosos smoked eyes (nunca lo he logrado pero sigo intentándolo) pero me gustan los tonos en marrón, tierra y negro para cuando quiero darle el toque dramático.
Máscara de pestañas Younique 3D LASH
Acabo de descubrir una marca que no conocía que se llama Younique y me sorprendió que tienen un rímel que se llama 3D LASHES que a pesar de tener el formato de rímel, se trata de micro partículas que hacen que tus pestañas se van el triple de grande ¡no es broma!


Labios Rojos Chanel
Soy una “bocazas”, tengo una boca muy muy grande y eso me impedía atreverme a usar lipstick rojo. Hasta que una gran amiga me regaló en un intercambio navideño un Chanel ¡y no podía desperdiciarlo! Me atreví y me vicié. Los labios rojos ¡dan seguridad! Además siempre suelo tener algún color nude o marrón.
Colorete
Aquí confieso que soy una ignorante. No tengo ni una brocha buena. Me gustan los coloretes que vienen mezclados, así no puedo equivocarme mucho. Sólo meto los pómulos con cara de pescadito frito y me pongo un poquitín. Me flipa ver los videos en Instagram de maquillaje como se transforman haciendo líneas y aplicando el colorete en cierta dirección. ¿Veis? ¡Soy muy básica!
Perfume
Durante más de diez años he usado el mismo: Abercrombie and Fitch. Ese me lo pongo a diario y es “mi olor”. Cuando tengo alguna boda o evento especial y quiero “oler” más pufpuf me pongo el Lolita Lempicka. Me gusta que es dulce hasta envenenar por eso no me lo pongo tanto.


Shampoo en seco de Klorane
Hace poco contaba en Instagram stories que descubrí “el shampoo en seco”. ¿Por qué se ha vuelto uno de mis imprescindibles? Porque ¡no me dura nada el peinado! Tengo el pelo estilo caniche recién salido de una secadora, así que cuando me lo aliso con la plancha ¡sólo me dura un día! Porque en seguida se me ve “sucio”. El shampoo seco de Klorane le quita esa sensación de suciedad y hace que huela rico. ¡Así que parece que estoy recién salida de la pelu!
Desmaquillante y Midnight Recovery de Kielh´s
Otro pecado que cometo es que ¡no me desmaquillo a diario! ¡Se me olvida! Si no se que hago hablando de indispensables de maquillaje cuando soy “normalita y desmadrosa”. Así que cuando me acuerdo uso un desmaquillante que huela rico sobre todo para quitarme el rímel y no parecer zombie. Una vez al mes por la noche me pongo dos gotitas de Midnight Recovery de Kielh´s ¡éste si es una bomba de grasa pura y sufro al aplicármelo y darme masaje! Pero a la mañana siguiente amanezco fresca y luminosa como La Sirenita.
¿Por qué recomiendo éstas marcas?
Porque suelo ser alérgica y muchos maquillajes que probé de jovencilla me irritaban y me sacaban granitos. Así que una vez que encontré mi marca ¡de ahí no me salgo! La verdad sólo me atrevo a probar nuevas cosas cuando se trata de lipstick y de sombras. ¡Fuera de eso me quedo con mis básicos! ¿Cuáles son los vuestros?

Mónica


Esto es todo por hoy, espero que os haya gustado curiosear los productos básicos de Mónica y os haya dado buenas ideas.