El cuento de la criada, de Margaret Atwood

El cuento de la criada es una de las obras más representativas de Margaret Atwood y, después de leerlo, entiendo su fama. La historia transcurre en un futuro distópico espeluznante, en el que una dictadura teocrática puritana domina la república de Gilead.


Como la mayor parte de la población es estéril, aunque los líderes sólo culpan a las mujeres de no poder engendrar, éstas son clasificadas según su función reproductiva y social:

  • Las Esposas son aquellas, de alta cuna, casadas con los comandantes (hombres de alto rango dentro del nuevo régimen). Van vestidas de azul y gozan de ciertos privilegios.
  • Las Tías forman parte de la milicia, creen en la causa. Van vestidas de marrón y adoctrinan a las criadas, entre otras cosas. 
  • Las Marthas cocinan y se ocupan de las labores del hogar. Van vestidas de verde.
  • Las Criadas son asignadas a los comandantes para concebir y procrear los hijos de los señores importantes y sus mujeres. Van vestidas de rojo y no tienen ni nombre.
  • Las Econoesposas están casadas con los ciudadanos corrientes y cumplen funciones de esposa, martha y criada, por eso visten traje a rayas de colores.
  • Todas aquellas que no quieren entrar por el aro se convierten en No mujeres y son enviadas a recoger desperdicios radiactivos en un lugar devastado por las guerras nucleares, como mínimo. 


La protagonista de esta historia es Defred (que pertenece a Fred, su comandante), una criada cuya historia, narrada en primera persona a modo de flashbacks, cuenta cómo los tiranos llegaron al poder y cómo, poco a poco, perdió su trabajo, su independencia, su familia y su libertad a manos del régimen.


Nos habla de su vida como criada, de la ceremonia, la impotencia, del miedo a los Ojos y de la perversión. Pero también encontramos esperanza y resistencia "Nolite te bastardes carborundorum" es una de las frases que más se repiten a lo largo de las páginas del libro.

Las imágenes del post que no son del libro pertenecen a la serie de HBO

Actualmente estoy viendo la serie basada en la novela, está producida por HBO e interpretada por Elisabeth Moss y Alexis Bledel, entre otras. Llevo la mitad de la temporada, así que no puedo adelantar mucho sobre el tema. Mi impresión está siendo buena, porque la fotografía es impecable y Defred es mucho más carismática que en el libro pero, al tener que estirar tanto el argumento, se vuelve demasiado lento e incluyen algunas novedades que no cuadran del todo.


Mi recomendación es que leáis primero el libro (la reedición de Salamandra es estupenda, y tiene un prologo y un epílogo muy esclarecedores), que dejéis pasar unos meses y después veáis la serie, estoy segura de que así podréis disfrutar plenamente de los dos formatos.


Esto es todo por hoy, espero que os haya gustado la reseña y que me contéis si conocéis el libro y si habéis visto la serie.

Visitando el Thyssen en familia

Vega está más que acostumbrada a visitar museos y exposiciones, sus favoritos son los que reúnen obras de arte, así que cuando el sábado pasado íbamos de camino al Museo Thyssen estaba entusiasmada, y eso que aún no sabía que el recorrido que íbamos a hacer venía con sorpresa incluida: la nueva guía multimedia familiar.


Esta guía multimedia es un proyecto de Audioguiarte para el Museo Thyssen-Bornemisza, que combina arte, tecnología y familia.
Gracias a esta innovadora herramienta los más pequeños de la casa podrán conocer, en profundidad, 14 de la las piezas más representativas de la colección permanente.


En esta peculiar visita iremos acompañados de Marta y Pablo, dos hermanos animados, que interactúan con los personajes de cada cuadro informando así, de manera didáctica, a los pequeños visitantes de todos los entresijos de cada obra.
A continuación os dejo un vídeo en el que explican la experiencia:



Está aconsejado para niños de 6 a 12 años, pero Vega acaba de cumplir 5 y disfrutó muchísimo de la experiencia. Recorrió los pasillos del Thyssen emocionada con las obras de Bigordi, Durero, Van Gogh, Kandinsky y otros tantos artistas. Su favorita fue Fränzi ante una silla tallada (1910), de Ernst Ludwig Kirchner.



Está disponible en inglés y en español, y el recorrido dura poco más de una hora, aunque depende del ritmo de cada familia. El precio de la guía es de 8€ por persona y la encontraréis en los mostradores de las audioguías. **



Esto es todo por hoy, que no es poco, espero que os haya gustado el post y os animéis a visitar el museo en familia.

La nueva barrera urbana de Kenzoki

Estoy segra de que el nuevo TOP COAT SPF 30 de Kenzoki va a convertirse en uno de los imprescindibles de mi neceser. Con un acabado luminoso es todo un concentrado de beneficios para la piel.


Gracias a esta loción protectora iluminadora, con esencia vegetal de Loto Blanco, extracto de Peonía y polifenoles de Karité, es posible reducir visiblemente el estrés de la vida urbana y las agresiones medioambientales, dando paso a la luminosidad e hidratación que aporta este ligero velo al rostro.


El modo de empleo es sencillo: se aplica por las mañanas, después del tratamiento habitual, sobre cara y cuello con ligeros movimientos. Además sirve como base antes del maquillaje.


La pueden utilizar personas con todo tipo de piel y gracias a su textura ligera nuestro rostro estará radiante sin que se note.



Esto es todo por hoy, espero que os haya gustado el post y que me contéis qué os parece el nuevo tratamiento de Kenzoki. *

Prepárate para el verano con Tutete

El calor aprieta y el colegio está a punto de terminar, por eso muchos ya estamos pensando en las vacaciones de verano.


Por si quieres estar lista para la que se avecina, me he tomado la libertad de seleccionar algunos de los artículos más veraniegos de la web de Tutete, mi tienda online favorita especializada en puericultura. No en vano trabajan a diario para ofrecernos los mejores productos del mercado, aquellos con los que desearemos ser niños de nuevo.


Lo mejor para las tardes de verano es jugar al aire libre, por eso los triciclos de Foxrider (1) son una opción estupenda para los más pequeños. Los puedes encontrar en diferentes colores, a cual más apetecible.
Para los que aún no saben nadar la aleta de tiburón Swimfin (2) es segura y muy divertida. Perfecta para niños a partir de 3 años, se puede usar para todos los estilos de natación. Con la de color gris parecerán auténticos, ¡me encanta!.
La pala Scrunch (3) es genial para jugar tanto en arena como en tierra, además la puedes combinar con los cubos de playa de silicona (5) de la misma firma, que mantienen su forma después de ser aplastados o enrollados.
Las botellas de acero inoxidable de 24Bottles (4) serán nuestras aliadas cuando el calor apriete, pues son cómodas de llevar tanto en el bolso como en la mochila.
Y por último, pero no menos importante, dejo las gafas de Real Kids (6) que tienen protección 100% UVA/UVB y su sistema Flex-It permite abrir y doblar las patillas sin que se rompan, como muestro en el vídeo que verás a continuación:


Además, por si tus hijos son de los que van a campamentos de verano y necesitas marcar prendas de vestir o utensilios, Tutete ofrece una serie de pegatinas, etiquetas termoadhesivas, llaveros, cintas y sellos personalizables con el nombre de los peques.



Esto es todo por hoy, espero que te haya gustado el post. Si es así me encantaría que lo compartieses en las redes sociales.